Festa da Agua de Vilagarcía de Arousa: Una tradición refrescante

Festa da Auga

En pleno corazón del verano, cuando las altas temperaturas parecen hacerse insoportables, los habitantes y visitantes de Vilagarcía de Arousa tienen la oportunidad de disfrutar de una celebración singular que los mantiene frescos y llenos de alegría. La Festa da Auga (Fiesta del agua) de Vilagarcía de Arousa, un evento que comenzó de manera espontánea hace casi cuarenta años, se ha convertido en una tradición arraigada y única, ganando reconocimiento como Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Los humildes orígenes de la Festa da Auga

En el verano de 1984, un grupo de romeros agotados que habían cargado con la imagen de San Roque en procesión desde la iglesia parroquial de «Santa Eulalia de Arealonga» hasta la capilla de San Roque, comenzaron a pedir agua a los vecinos de la calle homónima. Lo que comenzó como una petición casual rápidamente tomó un giro inesperado cuando una persona arrojó un vaso de agua desde un balcón, desatando una cadena de eventos que culminaría en la emblemática «Festa da auga» que conocemos hoy. Aunque el autor original de este gesto sigue siendo un misterio, el espíritu contagioso de diversión y frescura se apoderó de la población y se convirtió en una tradición anual.

Un día de diversión refrescante

La «Festa da auga» de Vilagarcía de Arousa, que se celebra el 16 de agosto cada año, tiene como epicentro la capilla de San Roque. La jornada inicia con el traslado de la imagen de San Roque desde la iglesia parroquial hacia la capilla, mientras los asistentes cantan canciones típicas de la festividad. La atmósfera es de respeto y camaradería en este momento, donde el agua está prohibida.

La fiesta da comienzo tras la lectura del pregón, alrededor del mediodía. Los participantes se dirigen al centro de la villa, pidiendo agua a los residentes, quienes responden con entusiasmo lanzando cubos llenos de agua y utilizando mangueras. La zona se convierte en un escenario vibrante de alegría compartida.

Una vez que el bullicioso grupo llega al centro de Vilagarcía de Arousa, las calles se inundan de agua proveniente de múltiples fuentes. Camiones cisterna y balcones adornados con mangueras contribuyen a crear una auténtica experiencia acuática para los asistentes. Los residentes y visitantes se sumergen en un mar de agua y risas, escapando temporalmente del calor veraniego.

Evolución de la Festa da Auga

A lo largo de los años, la «Festa da auga»  ha evolucionado, atrayendo a turistas no solo de toda España, sino también del extranjero. La festividad se ha convertido en un símbolo de comunidad, diversión y tradición en Vilagarcía de Arousa. Aunque en el año 2006 la ausencia de Protección Civil debido a incendios forestales no impidió que los lugareños continuaran con la tradición, la «Festa da auga» ha demostrado ser un evento resiliente y amado.

Resumen

La «Festa da auga» de Vilagarcía de Arousa es mucho más que una ducha colectiva. Es un testimonio de la esencia de una comunidad unida, que celebra la frescura y la diversión en medio del calor estival. A medida que esta tradición única continúa evolucionando y atrayendo a más entusiastas, deja una huella refrescante en el corazón de todos los que participan en ella.